Formas de limpiar las energías dañinas en las personas y las casas

Muchas personas me preguntar como limpiarse de malas energías, de un mal de ojo, de ataques psíquicos, en definitiva, como limpiarse de invasiones. Hay varias formas de limpiarse, te propongo algunas que son muy eficaces.

Lo primero que tenemos que tener muy claro es que nada ni nadie puede interferir en nosotros si no le damos permiso, si bien es cierto que el permiso lo damos de forma inconsciente, en el momento de que nos damos cuenta, podemos rechazarlo simplemente afirmando: «Que cualquier energía que no me pertenezca se vaya a ocupar su lugar en el universo»

Meditar es una manera muy eficaz de limpiar cualquier energía adherida. Normalmente estas energías entran en nuestro campo a través de emociones, cuando algo nos afecta abrimos una fisura y luego se quedan adheridas y se alimentan del pensamiento. Si caemos en darle vueltas una y otra vez a cualquier asunto, se retro-alimenta hasta que caemos agotados. Si nos damos cuenta cuando aún tenemos fuerzas, podemos reconectarnos a través de la meditación. En caso de no sentirte capaz de meditar en silencio, escucha una meditación guiada, déjate llevar y conseguirás reconectarte.

Meditando junto al agua

Otra forma de limpiarse es dándose un baño con unas ramas de ruda. La ruda elimina malas energías a todos los niveles. Limpia y protege psíquicamente por lo tanto, es eficaz contra el mal de ojo y otros hechizos maléficos. Si no tienes ruda puedes darte un baño con un vaso de vinagre y tres puñados de sal.

«eliminar energías adheridas en ti»

Para recoger y eliminar energías adheridas en ti, puedes también visualizar una esfera dorada por encima de tu cabeza, la esfera se abre y un chorro de luz entra por tu coronilla y sale por los pies hacia abajo. Al pasar por tu cuerpo, pon la atención que cubra también todo tu campo energético recogiendo cualquier energía que no te pertenezca.

Para limpiar una casa de energías «sucias», energías de baja vibración y que no son beneficiosas

Abrir ventanas para ventilar los espacios.

Fluye como el agua

Foto: Alejandro Ahumada Avila.

– Con un incienso o un palo de santo vas pasando por las habitaciones con el incienso, poniendo especial atención en las esquinas y dices » cualquier energía que esté atascada o que sea de baja vibración, que se vaya a ocupar su lugar al universo, este es un espacio de amor».

– Las personas que saben reiki pueden hacer la limpieza trazando un cho ku rei en cada esquina, en el centro de la estancia y decretar la misma frase.

– Dando palmadas. El sonido de las palmas hace que se rompa la energía, al hacerlo pon la intención de que esas energías atascadas se liberen y que la energía de amor se re-establezca en tu hogar.

– Friega el suelo con agua y un chorro de amoniaco, le puedes añadir vinagre.

– Si tienes moqueta, rocía agua con amoniaco y le puedes poner alguna esencia como la lavanda para que huela mejor.
Artículo de Loreto Alonso-Alegre Arana.